Estudio genético de cáncer de mama permitirá aumentar esperanza de vida

tumor1
19/septiembre/2012 15:35
Redaccion Quadratin
print this page
-A  A +


CIUDAD DE MEXICO, 19 de septiembre (Quadratín México).-El estudio genético de los tumores se presenta como una gran alternativa para el tratamiento del cáncer de mama, el cual registra un drástico aumento de casos en mujeres jóvenes, estableciéndose como la primera causa de muerte por enfermedad maligna en mujeres de 25 años.
Así lo expuso el doctor José Luis González Trujillo, médico oncólogo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, en el marco de la presentación de las conclusiones del VI Encuentro Maestro en Oncología.
El especialista explicó que uno de los principales problemas, como en la mayoría de las metástasis, es que el cáncer de mama generalmente se detecta en etapas avanzadas (III y IV), por lo que ya no hay respuesta favorable a los tratamientos, ya sea de quimioterapia o las biológicas, denominadas blanco.
Esto, porque en los casos de cáncer de mama avanzado tipo HR+ los tumores mutan y se vuelven resistentes, por lo cual es indispensable buscar nuevos tratamientos que les permitan extender su expectativa de vida, que actualmente es de entre dos y tres años y medio.
Es por lo anterior que actualmente las investigaciones están enfocadas en identificar la estructura de los tumores y el comportamiento molecular de la enfermedad para desarrollar medicinas muy específicas, con el objetivo de atender las necesidades de las pacientes, en especial a favor de quienes actualmente no tienen opciones de tratamiento.
“Desde hace un par de años inició la cuarta etapa de la oncología con la secuenciación de los genes que expresan los tumores, la cual permite saber qué tipos de cambios genéticos tiene un tumor en particular y, a partir de ello, dar tratamientos”, precisó el doctor González Trujillo.
Apuntó que el estudio genético del cáncer, representa la cuarta etapa del desarrollo de tratamientos para esta enfermedad: “Podemos hablar de cuatro etapas que van desde antes de la década de los años 50 cuando se pensaba que lo mejor era operar. La segunda –surgida en 1946, aproximadamente- está relacionada con la invención de la quimioterapia, consistente en el desarrollo de fármacos que destruyen células malignas pero que también lastiman células benignas. La tercera, de los años 70, con fármacos dirigidos a errores particulares de tumores, es decir, lo que conocemos como terapias blanco o terapias biológicas.”
La cuarta etapa, que es desarrollada actualmente, se caracteriza por el análisis molecular de la enfermedad lo cual, refrendó, parte de un estudio de las características de un tumor en específico, lo cual permite dotar a la paciente de un tratamiento personalizado, sea de quimioterapia, biológico, o la combinación de ambos.
Qmex/yvt



MÁS EN SALUD